Los beneficios del vino tinto

FacebooktwitterlinkedinFacebooktwitterlinkedin
Beneficios del vino tinto enlatado

El vino tinto es uno de los mejores placeres inventados por el hombre, no solo por su sabor a gloria, sino también por los múltiples beneficios que tiene, ( siempre tomándolo de forma responsable, sin abusar). 

 

Pero, ¿realmente conoces sus beneficios?

 

Abre tu latita, sirvete una copa ( o directamente de la lata) y acompañanos en este nuevo artículo:

 

El vino es un gran aliado de la salud. 

 

Son varios los médicos que recomiendan tomar una copita diaria, a ser posible, tras la cena o acompañada de alimentos como el pescado, verdura… Otros recomiendan consumirlo a menudo pero sin necesidad de una copa diaria, sino disfrutarlo cuando el cuerpo lo pida ( cuidado con este punto, porque suele pedirlo siempre! ????????)

 

Aunque cada especialista tiene su propia visión al respecto, las propiedades del vino están más que reconocidas por la comunidad científica. 

 

Conozcamos sus beneficios: 

 

  1. Previene el colesterol

 

El vino es rico en polifenoles como el resveratrol, un componente con elevada concentración de antioxidantes que evita la formación de coágulos y de lipoproteinas de baja densidad ( lo que conocemos como colesterol malo).

 

  1. Previene enfermedades cardíacas

 

No solo te palpita el corazón cuando das el primer sorbo de vino, aparte las propiedades del vino tinto para el corazón son unas de las más estudiadas por la comunidad científica. Su alta concentración en polifenoles y vitamina E ayudan a mantener la sangre y los vasos sanguíneos limpios. Algo muy beneficioso a largo plazo para la salud cardíaca. 

 

  1. Aumenta los niveles de omega 3

 

Los que consumen vino habitualmente (con moderación) presentan mayor concentración de ácidos grasos Omega 3 en sangre.

 

  1. Previene la artrosis

 

Una media de entre cinco y diez copas de tino a la semana podría reducir las probabilidades de contraer artritis reumática en un 50%

 

  1. Reduce el riesgo de padecer cáncer

 

El vino es un gran antioxidante por lo que constituye un recurso natural capaz de bloquear el crecimiento de algunas de las células responsables del cáncer. Los antioxidantes son realmente útiles para reducir o retardar el riesgo de sufrir cáncer de distintos tipos. Especialmente de colon, de mama o de pulmón.

 

  1. Ralentiza el envejecimiento

 

A quién vamos a engañar, envejecer es inevitable, pero bebiendo vino ayudas a retrasar el envejecimiento. Ni cremas ni operaciones, ¡que viva el vino! Si se lleva un estilo de vida saludable y se consumen habitualmente componentes relacionados con la longevidad. Por ejemplo, el resveratrol, compuesto que se encuentra en la piel de las uvas tintas, retrasa el envejecimiento. 

 

  1. Protege la piel

 

Los flavonoides son componentes que refuerzan las células y consiguen reducir las consecuencias negativas de la exposición a los rayos ultravioleta. 

 

  1. Ayuda a perder peso

 

¿Dietas? Si mi whatsapp dice que estoy en línea….

 

Este punto suena a mito, pero varios estudios afirman que existen componentes del vino que permiten activar un gen que dificulta la formación de células adiposas ( grasa)  y además nos permite estimular las existentes para depurarlas e ir eliminándolas poco a poco.

 

  1. Potenciador para nuestro cerebro

 

Ayuda a reducir el deterioro cognitivo de la edad, y con él las demencias y enfermedades degenerativas cerebrales. 

 

  1. Te hace ser más feliz

 

No solo por el placer de beberlo ( que también). El vino está relacionado con el aumento de endorfinas.

 

Una de las varias sustancias que elabora el cuerpo que pueden aliviar el dolor y dar sensación de bienestar, esquivar la depresión y en definitiva, tener una vida más feliz. 

 

¡Por esta y muchas más razones el vino debería ser considerado patrimonio de la humanidad!

 

Así que ya sabes, si quieres disfrutar de las propiedades del vino, disfruta de Zeena y de tu #aSipOfFreedom, dónde y cuándo tú quieras. 

03 de septiembre de 2021

RECIBE -10% EN TU PRIMERA COMPRA