Tendencias del vino

FacebooktwitterlinkedinFacebooktwitterlinkedin
Tendencia vino en lata

El mundo está cambiando, y con él las tendencias de consumo. Y, obviamente, la industria del vino no puede mantenerse al margen. 

 

Wine Intelligence, la consultora especializada en la actividad vitivinícola, da a conocer sus predicciones anuales para la industria del vino en 2022 y, cómo no, la lata forma parte de este futuro cercano (y es que en Zeena nos anticipamos a las nuevas tendencias…)

 

La sostenibilidad, los envases ligeros, el vino en lata… Son aspectos que todo indica que estarán cada vez más presentes. ¡Parece que están hablando de nosotros!

 

Las bebidas alcohólicas han sido una de las categorías de producto más resistentes del mundo en la era del Covid (¡si me encierran que al menos sea con vino!). Su capacidad de adaptación quedó demostrada en el momento en el que su canal principal (los locales, restauración..) quedó limitado o cerrado,y pasaron a canales más accesibles como es el comercio electrónico o la venta minorista.  

 

¿Quieres saber cuáles serán los principales retos a los que tocará enfrentar este próximo año? ¡Sigue leyendo! 

 

Wine Intelligence ha nombrado 5 predicciones y tendencias para el mundo del vino, que creen que marcaran el 2022, a ver qué pensáis vosotrxs:

 

  1. Por fin se tomarán en serio el “peso ligero” y todo aquello relacionado con reducir el peso del envase del vidrio.

 

El sector del vino es un sector en gran medida tradicional, muchos consumidores asocian la botella a la calidad del vino, parece más respetuoso con el medio ambiente que el plástico, y parece reflejar los valores y tradiciones del vino. Sin embargo, una botella de vino estándar tiene un peso seco de unos 500g (existen botellas de hasta 1 kg!), lo que representa el 29% de la huella de carbono de un vino (no lo decimos nosotros, lo dice un estudio de 2011 realizado por PE Internacional). Existen incluso botellas con un peso mucho mayor. Una botella ligera reduce aproximadamente 1 gramo de carbono por cada gramo de vidrio. ¿Podéis imaginaros cuantos gramos de carbono reduciremos si no hubiesen botellas? Y eso que todavía no hemos descontado el ahorro en transporte… 

 

Si tenemos en cuenta la situación actual y las tensiones en la cadena de suministro global (debido al aumento de costes de las materias primas, combustible y transporte),los productores se verán obligados a ahorrar cuanto puedan en la medida de lo posible. 

 

Y es por eso que Zeena se anticipó y se pasó a la lata, mucho más ligera, ocupa menos y, lo más importante, mucho menos perjudicial para el medio ambiente.

 

  1. El vino de lujo tendrá que pulir sus credenciales de sostenibilidad 

 

El lujo, si quiere atraer a los consumidores más jóvenes, tendrá que demostrar que es sostenible. Les tocará alinear sus valores y acciones con los de la próxima generación de consumidores, comprometiéndose a actuar de forma sostenible, sin comprometer la calidad del propio producto. Todo un reto. 

 

Los consumidores de vino están reduciendo el volumen y aumentando la calidad, y el vino de lujo es uno de los principales beneficiarios de esta nueva tendencia. Dada la situación actual, cuando empiecen a disminuir los ingresos de los hogares, los viajes vuelvan a abrirse, lo más probable es que los consumidores se vuelvan cada vez más exigentes a la hora de gastar su dinero. 

 

  1. Seguirá la premiumización en 2022

 

Si tratamos de buscar alguna ventaja de la situación actual para el sector vitivinícola, ésta ha sido como los consumidores han destinado presupuestos que anteriormente hubiesen destinado a salidas o viajes en alimentos y bebidas de mayor calidad para el hogar. 

 

¿Qué factores alimentarán el tren de la premiumización del vino?

 

  • La reticencia de algunos consumidores, que destinarán la mayor parte de su presupuesto en el entretenimiento y ocio en casa.
  • La influencia de los Millennials en los mercados del vino, impulsores del movimiento “drink less but better”
  • Crisis en la cadena de suministro, combinada con la desastrosa cosecha de vino del hemisferio norte en 2021 (que redujo los volúmenes de vino en un 18%) junto al aumento de los costes de energía, productos secos y transporte. 

 

  1. El vino en lata se convertirá en vino de baja graduación 

 

El vino en lata es el futuro, y cada vez está más de moda (ni Rosalia marca la tendencia que marcamos nosotros), ha dado grandes pasos en 2021 y continuará en 2022. Sin embargo, habrá ciertas novedades, creando subcategorías de producto que responden a las dos tendencias crecientes del 2020: el formato portátil y de una sola toma “low alcohol”. Stay tuned en Zeena, ¡se vienen cosillas! 

 

  1. El sector del vino debe luchar por el talento mundial

 

El vino ofrece una mezcla inigualable de desafíos intelectuales, una industria que requiere que sus líderes sean en parte agricultores, químicos, expertos en producción, vendedores y gurús del marketing. Por lo que, evidentemente, ha atraído a personas con talento. Y así seguirá siendo, ya que es un sector con múltiples vías de renovación, crecimiento y revolución.  

 

Y hasta aquí las tendencias de los gurús del vino “Wine Intelligence”, ¿que os han parecido? ¿Estáis de acuerdo con las nuevas tendencias que marcarán este 2022?

 

Cheers! 

 

Fuente

13 de enero de 2022

RECIBE -10% EN TU PRIMERA COMPRA